¿Cómo entrenar a un pitbull de 2 meses? La raza canina de pitbull se ha considerado como una de las más peligrosas, ya que son perros que por acciones comunes que han cometido, se denominan como cazadores y de gran fuerza, además de un carácter poco confiable.

Sin embargo, este tipo de comportamiento se condiciona mucho con la manera en que el perro se ha adiestrado durante su crecimiento, logrando cambiar patrones de acción cuando desde recién nacido es tratado con amor y educado bajo conceptos de respeto y límites de interacción para con las personas.

Por esta razón, es importante aprender acerca de consejos de gran valor que indican todo lo que se debe colocar en práctica para entrenar a un pitbull de 2 meses bajo los criterios que se desean, independientemente de si se busca hacer de él un perro de familia o un perro cazador.

Consejos a colocar en práctica para entrenar a un pitbull de 2 meses

La edad del pitbull juega un papel importante en su educación, ya que su adiestramiento solo puede lograrse en los primeros meses de vida, antes de que forme su carácter por sí mismo y actúe según su instinto animal natural.

En este sentido, es importante prestar atención a ciertos consejos que permiten entrenar a un pitbull de 2 meses, consiguiendo resultados realmente exitosos.

Establecer desde el principio los límites del pitbull en el hogar

Antes de adoptar a un pitbull recién nacido como nuevo integrante de la familia, es importante que se establezcan límites determinantes que todos los miembros de la familia cumplan como se han establecido.

Esto tiene que ver con el lugar donde el perro podrá estar, es decir, el lugar donde dormirá, comerá, hará sus necesidades… Establecer este tipo de límites y cumplirlos al pie de la letra, enseñará al perro su lugar y el respeto que debe tener en su nuevo hogar.

Entrenar a través de su nombre

El nombre que recibe el perro es su señal de atención, por lo que, cada vez que se le quiera ordenar algo o corregir algo, el dueño debe llamarlo por su nombre y si el perro hace caso, entonces podrá ofrecer pequeñas recompensas como golosinas, palabras de amor, atenciones especiales o caricias.

Permitirle un espacio para socializar

Para evitar que el pitbull desarrolle una actitud guiada a la agresividad, este debe aprender a compartir su espacio, a socializar tanto con personas como con otros animales. Permitir al perro salir a socializar es clave para evitar conductas de ira.

Crear un vínculo de entendimiento

El pitbull debe ser tratado con amor y con respecto, estableciendo autoridad con determinación pero sin violencia ni amenazas, ya que esto solo hará que el perro adopte una posición protectora en donde se resguardará de lo que le causa daño y con ello, se podrían presentar las acciones agresivas de su parte.

Realizar sesiones cortas de entrenamiento para enseñarle obediencia

Hablamos de entrenamientos de 5 a 10 minutos,  en donde aprenda día con día a comportarse adecuadamente.