Quantcast

Como Echar Una Maldición

Cómo echar una maldición

La brujería se ha convertido en algo cada vez más popular entre ciertos grupos de personas que desean obtener lo que desean si todos los demás medios han fallado. Echar una maldición puede ser peligroso si no se sabe lo que se está haciendo y los pasos a seguir para asegurarse de que la persecución sea exitosa.

1. Obtén materiales para la maldición.

Los materiales básicos para elaborar un hechizo de maldición incluyen velas, hierbas, cristales, aceites esenciales y otros elementos. Los materiales pueden variar según el tipo de maldición que desees echar. Asegúrate de elegir materiales de buena calidad para que la maldición sea más poderosa.

2. Personaliza tu maldición.

Tu maldición debe reflejar tu deseo específico, ya sea un deseo de castigo, destrucción, suerte o algún otro objetivo. Establece tu intención clara y escríbela, ya que esto ayudará a reforzar el propósito de tu maldición. Asegúrate de ser específico porque esto mejorará la efectividad de tu hechizo.

3. Construye tu hechizo.

Enciende la vela y agrega los demás materiales, respetando siempre los pasos e intencionalidad de tu hechizo. A medida que diseñas tu hechizo, escribe cuidadosamente sus pasos para que todo salga según lo planeado. Con cada paso del hechizo, repite tu intención o deseo específico y visualízalo.

Te puede interesar:  Como Se Juega Al Futbol

4. Canaliza tu energía.

Una vez que hayas completado todos los pasos del hechizo, es momento de canalizar toda tu energía para intensificar los efectos de la maldición. Usa toda tu potencia de visualización, concentración y voluntad para enviar tu mensaje. Después, agradece tu trabajo y vuélvelo a visualizar hasta que tu mensaje haya sido transmitido.

5. Almacena el resultado de tu hechizo.

Una vez que hayas completado tu hechizo, es recomendable almacenar todos los elementos usados en un lugar seguro. Esto evitará que otros usen tus materiales y los usen para otros propósitos. Puedes guardarlos en una caja o globo de cristal para obtener los mejores resultados.

Consejos:

  • Sé respetuoso – Recuerda que el mal se paga con mal, así que haz una maldición solo cuando hayas agotado todas tus opciones.
  • Usa tu intuición – Al momento de elegir tus materiales usa la intención y la intuición para la mejor energía.
  • Usa los elementos de la Naturaleza – La naturaleza contiene universalmente la energía necesaria para cualquier acto magico.

Usa los elementos que puedas para reforzar tu magia.
Se paciente – Los hechizos y maldiciones requieren un proceso de manifestación para concretarse. Paciencia y práctica son claves para lograr resultados satisfactorios.

Cómo echar una maldición

Echar una maldición es una manera de castigar a alguien por hacer algo mal. Aunque no es algo muy recomendable, hay algunas personas que piensan que las maldiciones son una forma de justicia. Si quieres aprender a echar una maldición, sigue estos pasos.

Instrucciones

  1. Encuentra un lugar aislado y con poca luz. Necesitarás intimidad para realizar la maldición.
  2. Usa velas, herramientas, amuletos y símbolos para crear una energía negativa. Esta energía te ayudará en tu objetivo.
  3. Sostén un objeto conectado con la persona a la que quieres maldecir. Esto ayuda a concentrar más poder.
  4. Visualiza los resultados de la maldición.

    Visualiza cómo tu objetivo recibe la maldición y cómo sufre la consecuencia.

  5. Concéntrate en enviar tu energía a la persona maldecida. Mentalmente concéntrate en los efectos que vas a causar a la persona.
  6. Di la maldición en voz alta. Debes decirla con energía y determinación para que obtenga el mejor resultado.
  7. Mantén la energía durante un rato. Concentra tu energía y mantenla ahí. Esto ayuda a enviar la maldición.
  8. Cuando hayas acabado con tu ritual, dale las gracias a la energía negativa. Esto le ayudará a desaparecer.

Al terminar el ritual, asegúrate de que la energía negativa se desvanece y que tu intención se hizo realidad. Ten cuidado con lo que deseas, ya que las malas intenciones pueden volver a ti.

Y recuerda que el mal se paga con mal, así que si tienes que echar una maldición considera antes todas las opciones posibles.

Cómo Echar Una Maldición

Preparación

Realizar una maldición no es nada fácil, por lo que es necesario tener los siguientes insumos:

  • Un velón negro
  • Esencias para velas (opcional)
  • Un trozo de papel, en el que se escribirá la maldición
  • Agua Bendita

Proceso de Echar la Maldición

Para preparar la maldición, es necesario colocar el velón negro en un plato o lugar adecuado. Si se desea, se puede agregar alguna esencia para velas para aumentar el poder de la maldición. Después, se debe extender el papel sobre la palma de la mano izquierda y escribir el nombre de la persona o grupo de personas a los que va dirigida la maldición. Luego, se debe de colocar el papel dentro del plato junto con el velón negro y rociarlo con agua bendita.

Una vez hecho esto, debes encender la vela enfocándote en el deseo negativo que deseas para la persona o las personas, y dejar que la vela arda hasta que se consuma.

Esto es todo. Una vez terminado el proceso, el hechizo será una realidad.

Te puede interesar:  Donde Viven Los Ratones

El contenido del artículo se corresponde a nuestros principios de ética editorial. Actualmente estamos trabajando para corregir y mejorar nuestro contenido en otros idiomas.

Si eres traductor acreditado también puedes escribir para trabajar con nosotros. (Alemán, Español, Francés)

Para notificar un error o mejora de traducción pincha aquí.

Trucoteca
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine