¿Cómo dibujar con lápices de colores? El arte de dibujar comprende una cantidad de situaciones, la primera relacionada al talento que tienen algunas personas, que se les hace más fácil realizar cualquier dibujo, y la segunda está en la práctica que tienen para mejorar cada día. Recordemos que el dibujo, como cualquier otra arte, se debe hacer regularmente y en un periodo de por lo menos unos 5 días a la semana.

Luego pasamos a la segunda etapa de importancia, que es el manejo de las herramientas, ya que dibujar ahora no solo se hace con lápiz y una hoja, también podemos hacerlo con otros materiales como la pintura, incluso herramientas digitales para lograr dibujos con una calidad impresionante.

¿Cuáles son los materiales esenciales para hacer un dibujo?

Un diseñador o una persona que se dedica  a hacer dibujos para anuncios, empresas, entre otros, necesita tener a mano: lápiz, colores, lapicero y reglas. Estos serán sus elementos más básicos, luego puede añadir otras opciones más, pero para hacer dibujos, con estos materiales mencionados anteriormente será más que suficiente.

Uso y manejo correcto de los lápices

Para que un dibujo tenga una representación de arte, la persona debe manejar muy bien los trazos, los colores, las tonalidades, la intensidad, el espacio, sombreado, el grueso de una línea en unos retoques, y las líneas cortas en otros momentos.

Es evidente que esto lo podemos practicar, pero no hay una fórmula que indique que este momento es el adecuado y este otro no lo es. La persona debe desarrollar por sí misma el uso que le da a esos colores y a esos trazos, ya que se trata de que tenga su sello incorporado en lo que hace, inspirándose en otro artista, pero siempre con una personalidad que lo distinga.

¿Cuándo se usan las reglas para un dibujo?

A pesar de que una persona puede hacer casi a la perfección la figura de un animal y objeto, una de las cosas más difíciles de hacer sin ayuda son los trazos, en especial los largos, por lo que las reglas nos dan esa estructura que necesitamos.

Además, podemos crear figuras geométricas con su ayuda, para posteriormente crear algo nuevo sobre él. Por ejemplo, si hacemos un rectángulo grande y estirado, puede ser la base para dibujar un edificio, por lo que siempre se comienza por lo básico, y luego se pasa a los detalles.

Los trazos y los colores

Es importante que en el dibujo se vea marcada la diferencia entre una cosa que contrapone a otra y que la persona pueda distinguirla, para no crear ambigüedades, y los trazos son los ideales perfectos.  Un trazo generalmente se hace con el negro, aplicando cierta fuerza para que se vea, y el color de relleno no debe ser más intenso que el trazo.

En caso de usar un color, tanto para el trazo como para el relleno, se recomienda que el primero sea más oscuro que el segundo. Por ejemplo, en un dibujo de un árbol, las hojas pueden ser dibujadas de verde oscuro, y adentro de ellas se utiliza un verde más claro, lo mismo podemos hacer para el tronco y el color marrón.