¿Cómo desarrugar ropa muy arrugada? Cabe indicar que quitar las arrugas de la ropa sin planchar es la meta que muchas personas se proponen sin tener que gastar un esfuerzo considerable en labores del hogar.

Por otro lado, para no tener una mala apariencia en el trabajo o ante la familia y los amigos deberá alistarse bastante bien la ropa, pero de hecho planchando es probable que no se quiten las arrugas que hacen que la apariencia se vea descuidada. A continuación, en este post se explicarán algunos trucos que pueden ser de ayuda.

Utilizar el secador o la plancha del pelo

Es un truco sencillo para quitar las arrugas de la ropa, solo hay que colgar las prendas en una percha e ir al calor a una parte que esté arrugada, para aquellas marcas más notorias debe usarse una plancha de pelo que dará un mejor resultado que el mismo secador.

Si se mezclan estas dos herramientas se consigue que no haya un solo pliegue en la ropa, pudiendo utilizar un truco cuando se esté de viaje y no se disponga de alguno al alcance.

Usar agua pulverizada

Por otro lado, colocar un spray de unos 30 centímetros de distancia donde están las arrugas y presionar para que el agua se termine de impregnar, después al secarse la prenda estará por supuesto más lisa, aunque tal vez debe repasarse, así que este truco es de mucha utilidad y ayudará a cumplir con la tarea establecida.

Con el vapor de la ducha

Este es uno de los trucos más famosos y rápidos para quitar las arrugas, es necesario colgar la ropa lo más cerca probable de la ducha y dejar que el vapor que provoca el agua caliente cumpla su función con ellas. Una vez que se culmine esto no habrá pliegues, sin embargo, debe gastarse un cuidado especial para que no se moje.

Colgar la ropa en cuanto se saque de la lavadora

Extenderse en una superficie lisa, en caso de una mesa cuando todavía se encuentre mojada, después colgarla en el tendedero o percha, así que no se formaran tantas arrugas, pero debe tomarse en cuenta que este truco no sirve para una prenda que ya se encuentre arrugada sino para que no aparezcan más.

Con una tela humedecida

Se coloca una prenda sobre la mesa y allí mismo se pone una toalla o también gasa que esté húmeda presionando con ella la parte que se encuentre arrugada, cuando la prenda se haya secado entonces los pliegues ya no estarán, este truco sirve para que no se recurra a quitar la arruga con la plancha, es útil si no se encuentra en casa y no se cuenta con alguna plancha.

 

Utilizar colchón

Puede parecer algo fácil y en efecto si lo es, se ponen las prendas arrugadas debajo del colchón y se espera menos de una hora, pero eso si es mejor no dejar la ropa acumulada una encima de la otra, porque si no se mostrará todavía más arrugada.

Probar usar un aerosol antiarrugas

Estos se pueden adquirir en el supermercado y muchas tiendas que vendan productos para el hogar, para que este funcione en la ropa debe estar húmeda, pudiendo llevar encima en cualquier parte y momento, es esencial por si tiene que quitarse la arruga de la ropa cuando no se esté en casa.