¿Cómo dar la bienvenida en la iglesia evangélica? Si prestas tu colaboración en la iglesia y tu deber entre otros es recibir a las personas que van por primera vez, debes tener la idea necesaria de como se da dicho recibimiento a cada uno de los que llegan a la misma y mas que todo si es su primera ida a esta iglesia.

Por eso es que en este artículo te estaremos enseñando como dar estas bienvenidas, para que todos se den cuenta que haces un buen trabajo. La idea es que luego puedas hacerlo mejor y será una forma de sobresalir en la iglesia y así estarás enseñando a otros a hacer bien esta función.

La bienvenida a una iglesia evangélica

 

Cuando se recibe a una persona o grupos de personas que van por primera vez a una iglesia, lo que se debe hacer es darles una buena impresión y eso tiene mucho que ver con lo que es la bienvenida a este lugar, debes ser muy cuidadoso y saber de que forma vas a expresarte para que los invitados se sientan agradados y sigan con ganas de volver luego.

Primero que nada, debes vestirte bien ya que la apariencia influye mucho en este aspecto, después de eso tienes que manejar un léxico que sea bastante agradable y algo muy importante también es que al momento de recibirlos estés parado en la puerta principal y cuando se estén acercando lucir una sonrisa agradable.

Pero eso no será todo, después de sonreír debes actuar de inmediato y para ello puedes usar alguna frase que sea agradable, puedes iniciar diciendo la frase ¡Bienvenido a la iglesia (aquí debes decir el nombre de la iglesia) esperamos que se sienta muy bien, pase adelante! Después de esto debes tener a alguien que te asista para ubicarlos en las sillas o bancas donde se sientan los invitados.

Nota: Si tienes oportunidad puedes decir una frase religiosa agradable, por lo general este tipo de frases sirven para romper el hielo y que las personas se sientan en confianza.

Después de esta bienvenida

Después de darle la bienvenida a las personas y ubicarlas en los lugares donde deben sentarse, es bueno que alguien que trabaje en colaboración contigo les pregunte de donde vienen, bien sea que son visitantes de otra iglesia o son visitantes que vienen con algún miembro de la iglesia donde te congregas. Debes tener esto claro para asistirlos como debe ser.

Si en la iglesia cuentan con algún aperitivo, debes de inmediato ofrecerles algo para que se sientan mucho mejor, en caso de no contar con esto procede a preguntarles si necesitan algo, se debe decir donde están los baños y preguntar si puede hacerse algo por ellos. Después es cuestión de esperar que inicie el acto religioso.

Durante el acto religioso es bueno que se nombre a estas personas que están siendo recibidas ese día y así estarás haciendo bien tu trabajo, ya que todos se sentirán en confianza y de acuerdo a este tipo de tratos podrías sumar nuevos miembros para la iglesia o asegurar que vuelvan luego.