¿Cómo curar una cesárea abierta? La medicina ha llegado a unos alcances donde podemos hacer con el cuerpo una serie acciones para ayudarlo a algún proceso, mediante técnicas e instrumentos y un conocimiento elevado sobre las funciones de los órganos y todo lo relacionado al cuerpo humano. También ha sido un gran alivio para tratar uno de los temas más complicados y dolorosos en la historia de la humanidad, los partos.

Cuando una mujer queda embarazada, luego de los 9 meses comienzan los síntomas que indican que el niño va a nacer, hoy en día se trata de un procedimiento muy avanzado, pero que en años anteriores se practicaba de manera arcaica y con pocas medidas de seguridad, por lo que era riesgoso para la madre y para el bebé sufrir alguna enfermedad en poco tiempo.

Nacimiento por parto natural o por cesárea

Gracias al monitoreo constante al que están las mujeres hoy en día, el médico puede determinar la salud de la madre y del bebé, en caso de presentarse un inconveniente y tratarlo con tiempo; además de esto, con el transcurso de los meses se toma una decisión muy importante a la hora de tener el bebé, si nace de manera natural o por cesárea.

Esto quiere decir que las mujeres tienen dos opciones para tener el hijo, la natural consta que sea ella misma quien saque al bebé, pujando con mucha fuerza y con la ayuda del médico y los enfermeros, ir retirando el niño hasta que esté fuera del interior de la madre.

     No todas las mujeres están en condiciones de parir natural, ya que si la vagina es muy estrecha, puede presentarse problemas a la hora del parto y dañar las paredes vaginales, si este es el caso entonces se le practica una cesárea.

¿Qué es una cesárea?

Una cesárea es una intervención quirúrgica donde se abre parte del abdomen y el útero de la mujer para extraer al bebé o los bebés que tenga, solo se practica cuando es peligroso tener el niño por parto natural. Este proceso es más rápido y la madre no siente lo que hacen en su cuerpo, el problema viene cuando se va a cerrar nuevamente el abdomen.

Cuidados luego de la cesárea

La cesárea no deja de ser una intervención quirúrgica, por lo que debe cuidarse con mucha atención. Los primeros días la mamá debe evitar desplazarse para cuidar los puntos que unen su cuerpo, si se mueve a diario, se pueden abrir y generar un derrame de sangre.

Si se produce un descuido y se abre, hablamos de una cesárea abierta, que puede complicarse si no se trata con los cuidados pertinentes, o en el caso de que suceda en la casa.

¿Cómo curar una cesárea abierta?

Para evitar la cesárea la madre debe evitar levantarse constantemente, por lo que permanecerá unos 3 a 5 días sin caminar, moviéndose solo para ir al baño. Si la herida se abre, hay que respirar y no alarmarse, ya que la cantidad de sangre puede ser alarmante. El siguiente paso será llamar al médico.

Seguir las indicaciones que nos diga o tratar de que se desplace hasta la residencia y pueda tratar a tiempo la herida.