¿Cómo convertir fracciones decimales a fracciones comunes? La matemática es una de las ciencias básicas más importantes del mundo. Su uso es fundamental en carreras como la ingeniería, la arquitectura, la física, la química, entre otras.

Sin embargo, puede resultar un poco difícil entenderla debido a que muchos principios de esta ciencia son abstractos, sobre todo cuando tratamos con matemáticas avanzadas.

Este artículo esta enfocado en el proceso de conversión de números decimales a sus versiones en fracciones comunes. Este procedimiento es sumamente básico y se aprende muy fácilmente.

¿Cómo convertir una fracción decimal a fracción común?

Antes de comenzar aprender a realizar dicha conversión es necesario repasar algunos conceptos fundamentales.

¿Qué es un decimal?

Un decimal es aquel número que se encuentra a la derecha de un punto en una cantidad. Estos tienen distintos nombres de acuerdo a su posición; cuando se encuentran en la primera posición después del punto son denominados decimos, los que se localizan en la segunda posición pasan a llamarse centésimos, los que se encuentran en la tercera posición se denominan milésimos, los que se localizan en la cuarta posición son denominados diezmilésimos y en la quinta, cienmilésimos.

Pasos de conversión

  1. Lo primero que tenemos que ver es cómo está conformado el número que queremos convertir. Por ejemplo, si tenemos 0.25, después del punto solo tenemos un décimo y un centésimo, por lo tanto, al llevar este número a una fracción coloco en la parte correspondiente al numerador el número 25, mientras que en el denominador coloco 100: 25/100.
  2. Para simplificar la fracción podemos dividir entre dos, tres o cinco.
  3. Para el ejemplo que se mencionó no podemos dividir numerador y denominador entre 2 ni entre 3, pero si lo podemos dividir entre 5. Esto da como resultado 5/20. Esto último también puede simplificarse aún más ya que 5 y 20 son divisibles entre 5 dando como resultado ¼.
  4. En resumen 0.25 es igual a cualquiera de las fracciones equivalentes que se mencionaron: 25/100, 5/20 o ¼.
  5. En otro ejemplo nos encontramos con 0.6. En este caso solamente tenemos décimos, por lo que para llevarlo a una fracción sólo colocamos al 6 como numerador y el 10 como denominador: 6/10. Esta última fracción también puede simplificarse, ya que tanto el numerador como el denominador son divisibles entre 2 dando como resultado 3/5.
  6. Otro ejemplo es 0.125. En este caso tenemos décimos, centésimos y milésimos. Para llevarlo a fracción colocamos al 125 sin el punto decimal como numerador y el número 1000 como denominador o 125/1000.
  7. Para simplificar esta fracción dividimos tanto numerador como denominador entre 5 generando como resultado 25/200. Esta fracción también puede volver a dividirse entre 5 para seguir simplificándose dando como resultado 5/40. Pero esta a su vez también puede simplificarse aún más volviéndola dividir entre 5 generando 1/8. Por lo tanto, 0.125 es equivalente a las fracciones 25/200, 5/40 o 1/8.