¿Cómo conquistar una mujer casada? Enamorar a una mujer casada trae consigo una serie de aspectos que bien pudieran ser negativos. Y es que una mujer casada generalmente no se encuentra disponible para dar pie a una relación, si has experimentado una cercanía con ella, hay posibilidades de que haya una probabilidad para que se enamore de ti.

Y aunque puede ser una mala idea, pero quieres seguir adelante en tu decisión, hay ciertos aspectos que se deben tomar en cuenta al momento de seguir adelante con tu objetivo. Conquistar a una mujer casada puede ser un reto, así que, es posible que pueden desarrollarse todo tipo de escenarios.

Primera recomendación: la paciencia

Es muy importante no hacerse expectativas a corto plazo, la paciencia en este aspecto, juega un papel fundamental. Es por ello que, en la medida de lo posible, no hay que forzar las cosas, ya que una mujer casada tiene compromisos que incuben a su hogar, por defecto, a su pareja.

Si has acordado una cita con ella, es probable que no se dé en la primera invitación. Presta atención sobre su rutina diaria y los días que pudiera tener tiempo libre. Sorpréndela a la hora del almuerzo en su lugar de trabajo, pero que no parezca un seguimiento. O simplemente, acompáñala cuando vaya de compras, esto puede ser una buena idea si ya han tenido contacto.

Segunda recomendación: pasar tiempo juntos

Si bien es cierto que, una comunicación vía telefónica puede ser una buena idea para comenzar a establecer contacto con una mujer casada, recuerda que compartir tiempo juntos es la mejor manera de causarle una buena impresión, además de compartir tiempo y crear recuerdos entre ambos.

Como mencionamos anteriormente, es una buena idea es indagar y preguntar sobre las horas disponibles que tiene, siempre y cuando no se incomode por la pregunta, ante esto, debes tener mucho tacto. En el momento en que planteen una cita, lo mejor es que la conversación sea fluida, evitando temas incómodos al principio o comentarios forzados sobre su apariencia.

Tercera recomendación: respeta sus límites

Una mujer casada tiene ciertos límites que se deben respetar, como los momentos en los que se encuentre con su esposo o sus hijos, o incluso, aquellos momentos en los que quiera dedicar tiempo a su hogar.

Aprovecha las horas que te dedica y hazla sentir cómoda y segura con tu compañía, de esta forma; se creará un vínculo entre ustedes, donde posiblemente represente para ella, un lugar donde puede ser ella misma, o sentirse más comprendida. Que se sienta acompañada con tu cercanía es fundamental.

Cuarta recomendación: fomenta su confianza en ti

Hay varias formas con las que una mujer casada puede afianzar su confianza en ti. Por ejemplo:

  • Escucha sus problemas y respeta sus secretos, es decir, aquellos asuntos que te cuente.
  • Recuerda o anota las fechas especiales para ella.
  • Demuestra interés por las cosas que le importan.
  • Respeta su espacio.

Si tomas en cuenta que ir con cuidado y mucho tacto, es la mejor forma de acercarte más a una mujer casada, podrás tener buenos resultados. Espera el tiempo que sea necesario.