¿Cómo confiar en mi pareja si sospecho que me miente? ‘Confianza’ una palabra clave que define perfectamente lo que estar en una relación, donde ambas partes compartes una vida juntos, pero pueden tener ritmos de vida distintos que en un principio se pueden malinterpretarse, o hacer acciones que simplemente hacen que la confianza vaya desapareciendo en la relación, lo que indica una ruptura en la unidad de pareja que alguna vez fueron.

Si hay desconfianza, se pierden muchas cosas, y la relación no vuelve a ser igual, por lo que es un factor clave en cualquier relación, ya sea amorosa, de amigos e incluso familiares.

¿Cómo comienza la desconfianza en una pareja?

Además de la confianza, la comunicación es vital para que haya un entendimiento de todas las situaciones que se les pueda presentar a ambos, si la comunicación falla, la desconfianza comienza a tambalear. Por ejemplo, decir que vamos a estar en cierto sitio y a ciertas horas, luego tratan de comunicarse y no aparecemos o simplemente se nos olvidó avisar.

Como esta hay miles de situaciones que comienza a pones en juego la confianza, que puede ser algo de una sola ocasión y que no tiene mayores problemas en arreglarse, pero si es rutinario y constante, lo normal es que comience a debilitarse la relación.

¿Es viable continuar en una relación donde mi pareja me miente?

Si hemos comprobado con hechos que la situación es esta, que nuestra pareja nos miente a cada instante por hacer una cosa, o para evitar vernos o simplemente por tener una escapada, si todo esto se suma, lo más sano para nuestra salud, tanto física como mental, es romper y buscar una persona que nos sea sincero en todo momento.

Puede que comience con un  par de mentiras, que se van aumentando con el paso del tiempo y cuando nos demos cuenta, será una situación incómoda que no podrá solucionarse fácilmente.

¿Cómo confiar en mi pareja si sospecho que me miente?

En caso de que nuestra pareja nos haya dicho mentiras, lo primero que debemos tener en cuenta es la forma en cómo nos enteramos. Cuando hay una pareja es normal que se crean cuentos o historias mal contadas que fácilmente se tergiversan, por lo que dañan la relación incluso cuando no sucedió nada grave.

Si es un comentario debemos llevarlo con mucha cautela, si es una mentira que hemos descubierto desde nuestros ojos, hay que seguir una serie de pasos.

Determinar el tipo de mentira

Un estudio Psicológico confirma que las personas mienten en un 35 % de las veces cuando se comunican con otra persona, por lo que pueden estar casi siempre presentes, el problema viene de las acciones o los hechos que se generan de esa mentira.

Si es una situación insostenible, lo mejor es cortarlo antes de que se aproveche de esa confianza que no está respetando.

Hablarlo y ser honestos

En los momentos de intimidad, lo mejor que pueden hacer es hablar de la situación, y ver la respuesta que tiene sobre ese hecho. A partir de lo que nos diga, tomamos la decisión de seguir hablando y expresarle la molestia de la situación.

Evita los resentimientos

Un error común entre las parejas que se engañan es el tener resentimientos sobre esa situación, y ponerla sobre la mesa cada vez que hay una discusión, esto termina por cansar ambas partes, y tarde o temprano la relación no tendrá otro rumbo que no sea el de la separación.