¿Cómo cicatrizar una herida en el rostro de forma rápida? De cualquier forma las heridas pueden ser delicadas y debemos tener cierto cuidado en el proceso de cicatrización, esto especialmente cuando las mismas están ubicadas en zonas críticas como el rostro. Veamos a continuación la forma de cómo lograr el procedimiento de una manera rápida.

¿Qué procedimiento seguir para la cicatrización de heridas en el rostro?

Primeramente debemos de revisar el tipo de herida que esté presente en el área afectada, luego de ello podremos determinar qué tipo de tratamiento seguir, dado que se deben descartar situaciones como inflamación, infección, ingreso de alguna partícula extraña dentro de la misma, entre otros aspectos.

¿Cómo limpiar una herida en el rostro?

Para la limpieza de cualquier herida que vayamos a tratar, han de tenerse algunos implementos necesarios para un proceso higiénico, de esterilización posible y prevención de agentes infecciosos posibles. Algunos de estos implementos son:

  • Guantes de cirugía o látex.
  • Gasas o algodón esterilizados.
  • Alcohol o jabón antiséptico para el lavado de manos.
  • Pueden utilizarse cremas cicatrizantes de efecto rápido.
  • En caso de necesitarse, utilizar antiinflamatorios locales.
  • Agua tibia y potabilizada.

¿Cuáles son los pasos necesarios para cicatrizar herida en el rostro?

Los pasos o lineamientos a seguir para el tratado de una herida en el rostro, han de seguirse al pie de la letra respecto a los que a continuación mencionaremos en este artículo. El éxito del proceso será la constancia y normas adoptadas por el propio afectado, tratando de no agravar la situación.

Lavado de la herida

Cuando se trata de heridas sencillas como corte o rasguño, lo primero a realizar es el lavado de la misma, así como todo el alrededor de la piel, esto se realizará con el objetivo de evitar cualquier posible entrada de bacterias y en prevención de futuras infecciones. Este lavado es necesario realizarlo por medio de una solución fisiológica o en caso de no contar con ello, utilizar agua y jabón con pH neutro.

En caso de heridas quirúrgicas

Cuando estemos ante heridas de tipo quirúrgico o grave, se indica de igual manera el lavado de la misma, para ello se realizará de igual forma con un poco de suero o solución fisiológica y realizarlo con indumentaria estéril. En caso de no poseer la suficiente experiencia para realizar la cura de la herida, es prudente acudir con el paciente a un centro hospitalario cercano a los fines que el personal especializado realice el curetaje.

Procedimientos posteriores a la cicatrización de herida en el rostro

Una vez que el paciente haya obtenido la cicatrización de forma satisfactoria de acuerdo a la constancia de aplicación de los pasos ya mencionados, podemos aplicar métodos posteriores a dicho proceso. Para ello se puede utilizar lo que denominamos “medicina natural”. Una de estas posibilidades la podemos encontrar en plantas como la sábila o aloe vera. Veamos algunos de sus usos.

Uso de la sábila o aloe vera

Esta maravillosa planta está considerada como uno de los primeros y naturales cicatrizantes de gran ventaja. El uso de la misma es a través de la extracción del cristal interno que posee y con lo cual se realizará una especie de crema o compresa, la cual colocaremos en la cara de la persona. En unos cuantos días siendo constantes en la aplicación de dicho método, se obtendrá una piel tersa y sana. Es igualmente importante el consumo de vitaminas para ayudar al proceso.