¿Cómo cambiar la contraseña de Gmail? A menudo, para poder establecer mayor seguridad con nuestra cuenta de Gmail, es necesario que podamos cambiar regularmente la contraseña, sobre todo si hemos accedido al correo electrónico mediante diversos dispositivos o desde un ordenador distinto al que usas en casa.

Cambiar la contraseña de Gmail es sumamente sencillo, y después de unos breves pasos, lo habrás conseguido satisfactoriamente. Ahora bien, si te dispones a cambiar la clave de tu correo electrónico, es importante que puedas memorizarla para evitar inconvenientes o métodos de recuperación que pueden llegar a ser un tanto engorrosos más adelante.

Primer paso para cambiar la contraseña de Gmail

Lo primero que debemos hacer es entrar a la cuenta de Gmail, que puede ser mediante el navegador desde la PC o el smartphone. Para ello, si no has entrado antes, lo que harás será escribir tu dirección de correo electrónico y la contraseña que estás usando hasta ahora.

Al cabo de unos segundos, habrás entrado a tu cuenta de Google, esto te dejará en la pantalla principal de la cuenta de Gmail, desde donde puedes encontrar la bandeja de entrada, pero lo que nos interesa en esta oportunidad, es acceder a las configuraciones de privacidad para crear una nueva clave.

Segundo paso: opciones de seguridad

Entre las configuraciones de tu cuenta de Gmail, que salen una vez que has hecho clic en la foto de perfil de tu correo, aparece la opción de Seguridad, en el lado izquierdo de la pantalla. Dirígete pues, a las opciones de Acceso a Google, desde donde aparecerá la opción de Contraseña.

Al hacer clic ahí, debes introducir tu contraseña actual como método de verificación. Una que se ha verificado que eres tú, simplemente procede a crear tu nueva contraseña de Google. Lo que resta por hacer es realizar la confirmación del cambio de la contraseña.

¿Qué pasa si he cambiado la contraseña de Gmail?

En el momento en que has cambiado tu contraseña, automáticamente, los dispositivos que tienen el acceso a la cuenta de Gmail abierta, dejarán de acceder, ya que se cerrará. Para poder ingresar nuevamente, se debe escribir la nueva contraseña que has creado.

Sin embargo, tanto los dispositivos con los que otorgas acceso y aquellos que son útiles en el hogar, no saldrán de la sesión tras el cambio de la contraseña. También es posible que aquellos dispositivos que tienen aplicaciones asociadas con tu cuenta de Gmail, se mantengan con la sesión activa.

¿Cómo se recupera la cuenta de Gmail?

Por otro lado, si resulta que has olvidado la contraseña, lo que debes hacer es lo siguiente, y podrás restablecer la clave:

  • Responde las preguntas de seguridad que proporcionaste al momento de crear tu cuenta.
  • Selecciona una contraseña que no hayas usado en esa cuenta, esto es como un método de seguridad más.
  • Espera a recibir un correo electrónico en tu dirección de correo electrónico secundaria.
  • Verifica cada una de las direcciones de correo que hayas podido usar para abrir tu cuenta en Google.

Debido a que los estándares de seguridad son algo elevados, debes tener un poco de paciencia ante el proceso de verificación y recuperación de la cuenta de Gmail.