¿Cómo ablandar zapatos sintéticos? Los zapatos cuentan con un material que externamente ayuda a mantener por mucho tiempo la estabilidad del zapato, no se deteriora fácilmente y pueden usarse en diferentes épocas, ya sea en un día de lluvia y otro de sol. Estos zapatos tienen diferentes materiales, y cada uno para una actividad diferente, como casuales, deportivos, de caminata, ejercicios, deportes extremos, etcétera.

La mayoría de zapatos que compramos suelen ser de este material, ya que tienen una alta demanda en el mercado, pero como posee muchas ventajas, también tiene sus desventajas, y es que su material afecta el pie de varias formas, por lo que resulta perjudicial para la salud de este.

¿Qué problemas presenta los zapatos sintéticos para los pies?

El problema principal radica en lo interno, ya que cuenta con un trabajo de tejido y material que al rozar partes del talón del pie, los pela y deja heridas. De igual manera en la zona de la punta de los zapatos, donde están los dedos, termina siendo muy reducido este espacio, por lo que molesta y genera calambres.

También este material tiende a ocupar mucho espacio, por lo que siempre hay que buscar 1 o 2 tallas más grandes a  la medida del pie, y encontrar unos zapatos que encajen perfectamente es casi una labor imposible.

Otro problema, de igual manera interno del zapato, es que el material es muy duro, y molesta al pie cuando se está usando. Es por esta razón que muchas personas se quejan de ellos, ya que jornadas de trabajo completas con este material termina siendo un martirio.

¿Cómo podemos ablandar y expandir los zapatos sintéticos?

Hay ciertos trucos que nos ayuda a mejorar la experiencia con estos zapatos, y los resultados no son grandes cambios, simplemente adaptar mejor el pie y evitar los problemas de espacio. Para ablandar el zapato por dentro, nos ponemos unas medias largas de tela gruesa con los zapatos, y los usamos en la casa unos 30 minutos, luego retiramos.

Esto hace que el interior se ablande además de expandirlo un poco sin dañarlo, y cuando los usemos con medias más ligeras, notaremos la diferencia.

Secador de pelo para ablandar los zapatos

Los secadores de pelo también nos ayudan en esta labor de ablandar los zapatos, lo que hacemos agarrar la secadora, y ajustarlo a viento caliente medio, y lo exponemos sobre los zapatos por unos 15 minutos. El calor ablanda el plástico pero no lo deteriora.

Bolsas y un congelador, otra forma de ablandar los zapatos con objetos caseros

Para este caso, llenamos unas bolsas con cierre hermético de agua hasta la mitad y las insertamos en el interior del zapato, luego agarramos una bolsa más grande, que tenga el espacio suficiente para poder insertar los zapatos en ella.

Una vez guardados en la bolsa, lo metemos en el refrigerador y lo dejamos durante toda la noche, al día siguiente los sacamos, exponemos al sol o al calor para secarlos y los probamos. El frío ablanda el material y lo convierte más cómodo para usarse.