¿Alguna vez te has imaginado una escultura capaz de reflejar el cielo? Seguramente no, pero por sorprendente que parezca, existe una en Chicago. Algunas personas la llaman The Bean, otros Cloud Gate, y a pesar de que su nombre puede ser diferente dependiendo a quien le preguntes, lo que nunca cambiará será esa increíble sensación de poder ver el reflejo del cielo y la ciudad en ella.

Considerada una de las atracciones principales de Estados Unidos, y sin duda, una de la más buscada a la hora de conocer Chicago. Cloud Gate es sin duda, esa ubicación dentro de Millennium Park que todos deberían visitar. ¿Te interesa? Aprende un poco más de esta escultura en forma de frijol, que en realidad, no es un frijol.

Creación y creador de Cloud Gate

Cloud Gate fue construida durante los años 2004 y 2006, por el escultor británico de origen indio, Anish Kapoor. La idea de esta escultura fue elegida, entre varios diseños presentados por múltiples artistas alrededor del mundo, con el objetivo de dar vida a su idea y colocarla dentro de Millennium Park.

Un dato curioso sobre Cloud Gate y Kapoor, es que se trata de su primera escultura al aire libre, colocada en los Estados unidos. El objetivo de Kapoor, era crear algo capaz de capturar y recrear el horizonte de la ciudad, tanto del cielo como de los rascacielos.

No es un frijol, es una gota

Cloud Gate, la puerta hacia las Nubes en Chicago

Su nombre real es Cloud Gate, pero su forma sin duda hace pensar que se trata de un frijol. En realidad, su forma se asemeja a la de una Gota de Mercurio líquido, pero la mayoría de visitantes solían llamarla coloquialmente, The Bean, o El Frijol. Durante un tiempo, el apodo de The Bean no era del agrado de Anish Kapoor, pero con el paso del tiempo terminó aceptándolo.

¿Por qué Cloud Gate?

Como es posible apreciar, la escultura es capaz de reflejar el hermoso horizonte de la ciudad de Chicago, desde sus más altos edificios hasta las nubes que se encuentren en el cielo. Su forma cóncava da el aspecto de una puerta, por lo que estar cerca de la escultura, nos hace pensar en una puerta hacia las nubes (Cloud Gate).

100 toneladas y 23 millones de Dólares después

Could Gate se encuentra compuesta de 168 placas de acero inoxidable, unidas y soldadas entre sí. Luego, para lograr su forma característica, fue pulida hasta el punto de no poder percibir uniones o costuras visibles.

Sobre sus dimensiones, The Bean tiene 13 metros de altura, 20 metros de largo y 10 de ancho. En conjunto a la gran cantidad de placas, da como resultado una estructura de 110 toneladas y con un costo total de 23 millones de Dólares.

El modelado a computadora fue uno de los aspectos claves para que Anish Kapoor pudiese lograr la forma característica de Cloud Gate. 3 años fueron necesarios para que, un 25 de mayo de 2006, la escultura fuese instalada en la plaza AT&T.

Cloud Gate se limpia constantemente

Como es de esperar sobre cualquier superficie reflectante, es muy susceptible a las huellas, y con cientos de turista cerca durante el  día y la noche, el sudor y las manchas se vuelven en algo normal. Sin olvidar por supuesto que Cloud Gate se encuentra al aire libre, por lo que ensuciarla le será difícil.

Para lograr que Cloud Gate pueda lucir bien, cuenta con un equipo de mantenimiento que se encarga de limpiar la parte inferior varias veces durante el día y un baño a presión durante la noche. Mientras que, 2 veces al año, la escultura recibe una limpieza profunda para que pueda conservar su reflejo.

¿Cómo puedo ir a visitar la Cloud Gate?

Cloud Gate

Para poder conocer Cloud Gate en persona, y experimentar el ver el reflejo perfecto de la ciudad en ella, debes de dirigirte a Millenium Park, más concretamente, a la plaza AT&T ubicada en 201 E Randolph St, Chicago, IL 60602.

La visita a Cloud Gate es totalmente gratuita a menos que forme parte de un Tour por la ciudad. Si te atreves a ir por tu cuenta, no será necesario gastar dinero para poder verla frente a ti e incluso tomarte fotos frente a ella.