El balance de liquidación hace referencia a ese balance contable que expone el vínculo que hay entre los activos que integran el patrimonio neto de una determinada compañía. Es decir, es aquel que se obtiene posteriormente al pagar todos los pasivos de la compañía objetiva.

balance de liquidacion

¿Qué es el balance de liquidación?

Como se pudo observar de manera resumida en la introducción, en el momento que se habla del balance de liquidación, se hace referencia a los balances contables que expone aquella conexión que existe entre los activos que son integrantes del patrimonio neto de una determinada compañía.

O sea, es aquel balance que se obtiene luego de que se reembolse completamente todos los pasivos que tiene la compañía objetiva. Con esto lo que se quiere es encontrar la valoración neta de la compañía, para de esta manera proseguir con el desarrollo y proceso del respectivo balance de liquidación.

Otra manera en la que podemos encontrar al mencionado balance de liquidación, es como aquel documento contable que nos da la facilidad para observar la existencia a nivel económico que tiene la sociedad que se introduce en el proceso del balance de liquidación, ya luego de que se realice el activo social y se reduzcan a un nivel líquido las cuentas pendientes sociales que no se pudieron abonar anteriormente.

La junta general de la sociedad tiene el trabajo para dar el visto bueno del balance de liquidación final, realizando un informe íntegro sobre todas las operaciones que se realizaron y un programa de fragmentación entre los socios del activo que se tenían y el establecimiento de las cuotas de liquidación.

¿Para qué funciona el balance de liquidación?

Si se quiere que ese proceso del balance de liquidación de una compañía, se efectúe de la manera más óptima y legítima posible, se tiene que llevar a cabo un balance de liquidación final que refleje cuál es el valor que tiene la compañía posteriormente de haber dado una respectiva atención a todas las cuentas pendientes. Por lo tanto, se tiene que si la formulación previa al origen del balance de liquidación es la presentada a continuación:

para que sirve el balance de liquiudacion

Activo = patrimonio neto + pasivo

Obteniendo posteriormente, luego de pagar todos los pasivos, se obtendría un balance con este esqueleto:

Activo = patrimonio neto

De acuerdo a lo dicho por la Ley de Sociedades de Capital, no es factible realizar la liquidación de una compañía hasta el momento en que esta sacie primordialmente todas las responsabilidades y cuentas pendientes que tiene. Es posteriormente de saldar todas las cuentas mencionadas, el momento en el que se comenzará a realizar el cálculo de la cuota de liquidación que le va a tocar respectivamente a cada socio o Inversionista.

Requerimientos para la ejecución del balance de liquidación

Si se quiere que el balance de liquidación tenga un resultado relacionado, y por consiguiente, tenga validez para su exposición, se tiene que dar cada uno de los requerimientos que se presentarán a continuación:

  • Indispensablemente se tiene que elaborar y confeccionar de lado de los administradores escogidos para el balance de liquidación.
  • Tiene más dominio y prioridad el valor de mercado delante del valor contable.
  • Establecimiento de la cuota del balance de liquidación para cada uno de los socios o inversionistas.
  • Visto bueno total por lado de la junta general.

Ya luego de que se hayan realizado cada uno de estos requisitos previamente establecidos, se recurre a comunicar al respectivo registro mercantil, que se va a proceder a saldar de una manera contable la sociedad a liquidar para de esta forma, dar por finiquitada la existencia de esta.

requerimientos para la ejecucion del balance de liquidacion

Ejemplo

Coloquemos la siguiente suposición donde una compañía cuenta con el balance antes de liquidación presentada a continuación:

Activo……………………..22.000 $ || Patrimonio neto………….10.000 $
Activo no corriente…..16.000 $ || Pasivo………………………..12.000 $
Activo corriente………..6.000 $  || Pasivo a largo plazo………6.000 $
|| Pasivo a corto plazo………6.000 $

Total……………………….22.000 $ || Total= 10.000+12.000….22.000 $

Como se puede notar, este es el ejemplo de un balance sencillo, pero que cubre los tres elementos los cuales necesitamos abarcar, es decir, el activo, pasivo y el patrimonio neto. En este ejemplo, la táctica sería líquida las cuentas pendientes con el activo corriente, esto debido a que es más sencillo de liquidar. Las demás responsabilidades se pasarían a liquidar transfiriendo una fracción de los activos no corrientes, para de esta manera obtener la Liquidez que se requiere.

Ya posteriormente de haberse encargado de las cuentas que estaban pendientes (o sea, los pasivos), tendríamos como resultado un balance de liquidación como el presentado a continuación:

Activo……………………….10.000 $ || Patrimonio neto…………10.000 $
Activo no corriente……..10.000 $|| Pasivo………………………0 $
Activo corriente………….0 $           || Pasivo a largo plazo……0 $
|| Pasivo a corto plazo……0 $

Total…………………………10.000 $ || Total = 10.000 + 0………10.000 $

Ya para finiquitar este ejemplo, lo uno que faltaría es transformar el activo no corriente en uno corriente, para así poder llevar a cabo la liquidación final y posteriormente hacer el respectivo cálculo de la cuota final de cada uno de estos.

Liquidación de sociedades

La cláusula de una sociedad confinada o incógnita puede ser efectuada por diversas razones, pero en todas las oportunidades que podemos encontrar, hay que guiarse por ciertos procesos que se encuentran fragmentados en tres partes, las cuales son disolución, liquidación y extinción.

A continuación trataremos sobre el desarrollo que hay en la cláusula de una sociedad, pero nos concentraremos más en las etapas de liquidación, de manera más específica en el balance inicial y final de liquidación, el cual tiene que ser llevado a cabo por los encargados de las liquidaciones de la sociedad, revisado y posteriormente aceptados por la junta general de esta.

Balance de liquidación inicial de una compañía

Luego de haber realizado la respectiva comprobación y llevado a cabo el inventario, en la parte práctica, el balance de liquidación inicial se toma como un asiento para abrir nuevamente la contabilidad, al haber la responsabilidad solemne, para poder continuar con la efectuación del total de pasos que se requieren para la liquidación de la sociedad, lo cual es:

  • Realizar la liquidación de los créditos y débitos.
  • Suprimir las cuentas de la contabilidad.
  • Transformar los activos de la sociedad.

Según el artículo trescientos ochenta y cinco del TRLSC, a los que están encargados de la liquidez tiene que observar los créditos sociales y saldar todas las cuentas pendientes de la sociedad, sin pasar por alto que la finalidad que se buscan es transformar en dinero líquido el total de bienes y derechos que son parte del patrimonio de la organización:

  • Los inmovilizados.
  • Usuarios.
  • Deudores.
  • Créditos en periodos de tiempo cortos y largos.
  • Entre otros.

Balance final de liquidación de una compañía

Como bien se indicó párrafos arriba, el primer paso que se tiene es el de la disolución. La separación de una sociedad trae consigo una disipación a nivel jurídico de esta, pero esto no quiere decir que se detenga ni que termine la actividad que lleva a cabo esta, puesto que esto tendrá un espacio en el momento que termine la etapa liquidatoria.

Con esto lo que se quiere decir, es que la disolución apertura el proceso de liquidación, por lo que se tiene que la sociedad disipada va a preservar su particularidad jurídica mientras la liquidación se lleva a cabo, a pesar de que esta debe tener integrada en la denominación la frase »en liquidación» para que así el estado de esta sé dé a conocer en el tráfico jurídico.

La disolución de una sociedad debe ser acordada por generalidad sencilla en la junta, además que esta se tiene que dar por una de las razones determinadas en el artículo trescientos sesenta y tres de la Ley de Sociedades de Capital. De una manera básica, las razones que podemos encontrar serían las siguientes:

  • La salida de la actividad de la empresa en un periodo mayor a los doce meses o un Ejercicio fiscal.
  • La culminación del asunto social de la compañía.
  • La inviabilidad pública para poder continuar y obtener el asunto social.
  • Las faltas o carencias que traigan una reducción del patrimonio neto en una fracción menor a la mitad del capital social en todo momento que esta no sea derivada de la manifestación de concurso de los reclamantes.

De igual manera, la junta también puede adquirir el consenso de disolución en todo momento, siempre y cuando que los inversionistas o socios así lo quieran por generalidad completa.

El segundo paso que tenemos es el de la liquidación de una compañía, al momento de que se inicie el periodo de liquidación saldrán en su posición de trabajo los gestores sociales, desapareciéndose del poder representativo que tienen respecto a la empresa. Todos estos individuos que han sido sacados, van a ser sustituidos por los liquidadores sociales que tomarán el cargo de las labores de los gestores, donde estos deben asistir por la plenitud del patrimonio social, en tanto que este no sea liquidado y distribuido entre los inversionistas.

Mayormente, los encargados de la junta general llegan al acuerdo de que sean liquidadores todos esos que anteriormente eran gestores, esto debido a que los mismos tienen conocimientos de todos los pormenores que posee la compañía, aunque cabe destacar, que la junta general se encuentra es para denominar a todos esos que vea como beneficiosos, los cuales pueden ser enteramente externos a la empresa.

Dentro del desarrollo de liquidación de una empresa podemos encontrar las etapas presentadas a continuación:

  • Realizar la programación de un inventario e igualmente un balance de la sociedad.
  • Aceptación del balance final de la liquidación y programa de reparto del o los activos.
  • Distribución del haber social.

Elaboración del balance final de liquidación

En este punto nos vamos a concentrar en la elaboración del balance final de liquidación. Ya luego de haber realizado la comprobación y realizar el inventario mencionado previamente, el balance final que se tiene se tomaría como un puesto para la nueva apertura contable. Los liquidadores, con la finalidad de convertir en dinero los bienes y los derechos que son integrantes de una fracción del patrimonio que tiene la compañía, tendrán el cargo de las siguientes cosas:

  • Liquidar los créditos y débitos.
  • Suprimir todas las cuentas de la contabilidad que se contrarresten entre sí.
  • Llevar a cabo o transformar todos los activos que posee la sociedad.
  • Realizar un registro del total de gastos de liquidación que presenta la sociedad.

Ya luego de haber realizado la liquidación de todas las cuentas pendientes que tenía la sociedad, el balance final se encontrará integrado por el total de fondos personales de la sociedad y el activo obtenido de todo el proceso de liquidación. Dentro del artículo trescientos noventa de la ley de Sociedad de Capital podemos encontrar lo siguiente:

Ya luego de haber terminado todas las actividades y operaciones referentes a la liquidación de una compañía, los liquidadores colocarán a prueba el visto bueno de la misma frente a la junta general el balance final obtenido, un documento donde se informe el total de actividades y operaciones, y un programa de fragmentación entre los socios o inversionistas del activo que resultó.

Y luego de realizar el respectivo abono del pasivo de la sociedad y distribuido los activos netos entre todos los inversionistas, la liquidación va a ser tomada como terminada. Ya luego de terminar la respectiva liquidación, se pasará a cancelar el registro de la organización. En mencionada etapa, se anulan todos los apuestos de la entidad dentro del registro mercantil.

Los únicos que tienen el trabajo de ofrecer la escritura pública del tercer paso, es decir, de la extinción de la sociedad para que esta pase a ser inscrita en el registro mercantil, son los liquidadores. En el momento de la inscripción se va a transcribir el balance de liquidación final y se comprobará además la presentación de los inversionistas y la valoración de la cuota de liquidación que le hubiese tocado a uno de estos, además también se expondrá que queda concluido el total de asientos relacionados con la sociedad, de igual manera que se realizará un depósito de los libros y documentos de la sociedad ya no existente.

Se puede notar de una manera clara, que para poder llevar a cabo los pasos o procesos previamente trabajados, es decir, la disolución, liquidación y extinción de una determinada compañía, se requiere de la existencia de una cantidad apta de activos que ayuden a tapar los pasivos que presenta la empresa.

Dada la ocasión de que esto no se dé, el camino a seguir es el recurrir a acreedores, esto debido a que los mismos no van a tener la posibilidad de cobrar el total de los créditos que van en contra de la compañía.

Dentro del balance de liquidación se debe exponer de una manera clara y concreta que el activo que se tiene, está altamente capacitado para llevar a cabo el rembolso del total de cuentas pendientes en toda su cuantía, es decir, que exista una Garantía respecto a esto.

De manera concluyente, podemos indicar que el balance de liquidación de una compañía:

  • Es llevado a cabo por los liquidadores de la sociedad.
  • Se efectúa al terminar la etapa de liquidación, luego de haber terminado todas las actividades y operaciones para monetizar los bienes y derechos que tiene la sociedad.
  • Tiene que ser aceptado por la junta general, de manera previa al ser expuesto en el registro mercantil en unión a las proposiciones de distribución de los activos entre los inversionistas.