Hay diferentes formas de preparar cada comida: a la parrilla, asada, en la leña y mucho más, para lo cual se necesitan ciertas técnicas para que el preparado sea el más óptimo y delicioso, por eso en esta ocasión aprenderás como hacer arroz al vapor, para que te quede en el punto exacto, sin que quede muy compacto y por el contrario quede granulado.

arroz al vapor

¿Cómo preparar arroz al vapor?

Para hacer esta preparación solo necesitas invertir media hora de tu tiempo, por lo que es muy fácil de preparar, además es una comida súper versátil, que puedes combinar con gran cantidad de alimento, desde un rico pollo con Salsa de ajo, hasta una rica ensalada César, por lo que puedes hacerla para tener un rico almuerzo para llevar a tu trabajo.

Pero no solo es importante su versatilidad, se debe hacer mención, además, de lo saludable que es comerlo, ya que no posee muchas calorías si se cocina con los ingredientes básicos. Y lo mejor de todo es que no es necesario que dispongas de una arrocera en tu hogar.

¿Qué ingredientes necesitas?

Tan solo son necesarios tres ingredientes y que seguro tienes en la dispensa de tu hogar, en conjunto con unas herramientas como un colador, una olla y una tapa y los ingredientes son:

  • Arroz
  • Sal al gusto
  • Agua

¿Cómo hacer arroz al vapor?

Como ocurre siempre que se va a cocinar, lo primero es lavar todo lo que se va a utilizar y en el caso del arroz es necesario lavarlo por lo menos dos veces para que bote todo el almidón que tiene.

Luego de ello deberás calcular la cantidad de arroz que vas a preparar según la cantidad de comensales que tienes, por ejemplo, si dispones de cuatro comensales lo más común o recomendable es que midas dos tazas de arroz, mientras que si son dos entonces solo mide una taza, sin embargo esto puede variar según la cantidad que se sirva según la persona que vaya a comer, ya que algunos comen más que otros.

Otro elemento que debes tener en cuenta para este cocinado es la cantidad de agua a utilizar, puesto que, si tienes dos tazas de arroz, tendrás que medir cuatro tazas de agua y si tienes cuatro de arroz sería ocho de agua; utiliza la misma taza para realizar ambas mediciones.

Una vez que ya tengas todo esto listo, prende la cocina y coloca la olla escogida con el agua y encima colocarás el colador, en este punto es importante aclarar que la olla debe ser de un tamaño considerable, puesto que el colador no debe entrar en contacto alguno con el agua.

Cuando vayas a escoger el colador, en caso de tener varios en tu casa, debe ser lo más fino posible para que el arroz no se salga del colador, además, el colador debe cuadrar en la olla.

Cuando veas que ya el agua está en su punto de ebullición es hora de colocar el arroz en el colador y taparlo muy bien, de manera que el vapor no se salga, puesto que no se estaría cumpliendo ninguna función, dejarás pasar un poco más de quince minutos para que se cocine bien el arroz luego apaga la cocina.

Al destapar verás que ya tu arroz está listo, solo falta que sirvas con algún acompañante como la Salsa fileto o unas ricas Berenjenas Rebozadas y listo ¡a comer!

Pero si prefieres hacerlo con un sabor diferente hay personas que lo hacen agregando unos toques especiales con sabores exquisitos, utilizando tan solo los siguientes ingredientes:

  • Una hoja de laurel
  • Caldo de tu preferencia (ya sea de verduras o de alguna proteína como carne o pollo)
  • Arroz
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

El procedimiento ocurre de la misma forma que el anterior, colocas el caldo en la olla y lo hierves junto a la hoja de laurel que le dará un toque más rico, sumando la sal y la pimienta, cuando veas que ya está hirviendo colocas el colador con el arroz y lo tapas, pasado el tiempo necesario destapas para que se refresque y así es como hacer arroz sin aceite.

La técnica de cocinar arroz blanco al vapor

Si lo que más te gusta o lo que más necesitas es cocinar sano, entonces esta es la mejor técnica que puedes utilizar, es una técnica que se usa desde tiempos memorables.

Este proceso de cocción ocurre cuando la comida recibe el vapor del agua hirviendo y se va cocinando, por lo que ocurre al contrario de cuando se cocina de forma convencional. Esta forma de cocinar le otorga una textura más suave a la comida, además el sabor se mantiene, pero no solo eso, se debe mencionar que sus nutrientes tampoco son modificados, por lo que las vitaminas.

Esto no ocurre solo con el arroz, también se da en casos de muchas verduras, como las papas, el brócoli, zanahorias y más, casos en los cuales las propiedades de vitaminas serán conservadas casi en su totalidad, mientras que si usas la técnica de cocido solo quedará un treinta por ciento de sus propiedades.

Las carnes suaves, como las del pavo y el pollo, así como los pescados y otros mariscos, pueden cocinarse con esta técnica, pero evita cocinar las carnes duras, como las rojas, ya que no serán bien cocidas.

Información importante

Si has cocinado tu arroz, pero no lo consumirás de una vez lo más recomendable es que utilices un trapo de algodón para taparlo, así verás que en el momento de usarlo tendrá el mismo sabor y la misma textura que cuando está recién cocinado.

Es necesario destacar un detalle del arroz y su lavado, puesto que dependerá de lo que desees hacer si lo debes o no lavar, por ejemplo si quieres hacer un rico postre como el arroz con leche entonces no tendrás que lavarlo, puesto que el almidón permitirá que consigas una textura más cremosa y por lo tanto, más pegajosa, que es ideal en estos casos; pero si lo que deseas es cocinar arroz sencillo (blanco) como una paella, entonces lo que necesitas es mayor densidad y soltura por lo que lo más recomendable es quitarle todo el almidón.