Cuando llega el verano lo que provoca es un dulce, jugoso y refrescante trozo de sandía, catalogada por muchos como la fruta de esta época del año. Si bien es cierto, consumirla tanto cruda como en agua de sandía otorga grandes beneficios, por lo tanto, sigue la lectura del artículo para descubrir más acerca de ella.

Jugo de sandía

A decir verdad, entre todas las frutas la patilla es una de las mejores, ya que con apenas dar un simple bocado logra satisfacer el paladar del consumidor. En sus diferentes presentaciones es sin duda exquisita y vigorizante para el organismo, debido a que posee altos niveles en vitaminas A y C, potasio, hierro y calcio. Por lo tanto, aporta muchas energías al cuerpo y permite la conciliación del sueño, además de contener propiedades antioxidantes que son beneficiosas para contribuir a la buena salud.

Por otra parte, según investigaciones realizadas el principal componente de esta fruta es el licopeno, al igual que el del Zumo de tomate, ambos ayudando a minimizar el desarrollo de cáncer, diabetes y otras enfermedades cardiovasculares que afectan la salud del ser humano. También, gracias a que es un fruta muy fría y jugosa actúa como un diurético natural para mejorar la digestión.

Beneficios de consumir la cáscara de la sandía

Si bien es cierto, que su pulpa aporta grandes beneficios para gozar de buena salud, resulta que consumir su cáscara también proporciona grandes ventajas como:

– Retrasar el envejecimiento prematuro: muchas personas buscan alimentos que prevengan el desgaste del organismo y la aparición de arrugas en la piel. Por lo tanto, ingerir dicha fruta junto a su concha retrasa este problema, al contener vitaminas (A y C).

– Ayuda a recuperar y conciliar el sueño:  varias personas padecen de insomnio por causas diversas como el estrés o ansiedad, las cuales provocan que la serotonina disminuya imposibilitando el sueño. Al ser la sandía una fruta rica en hidratos de carbono ayuda a contrarrestar dicha deficiencia.

Agua de sandía beneficios

– Mejora la circulación: contiene un elemento interesante, la citrulina su uso es ideal para mantener los niveles de arginina elevados. Igualmente, el óptimo funcionamiento de las arterias para transportar la sangre de forma fluida.

– Limpieza de cutis: tal cual como El limón es bueno para la cara, la patilla cuenta con grandes poderes astringentes, por lo tanto, su uso es ideal para los tratamientos de limpieza de cutis eliminando en forma efectiva las impurezas.

– Reduce la grasa: si buscas despedirte de la grasa no deseada, consumir la pulpa y cocha de esta fruta es lo que necesitas. Sus propiedades diuréticas estimulan la pérdida de peso evitando futuras formaciones de grasa en el organismo.

¿Cómo hacer agua de sandía?

Seguramente luego de leer todos los beneficios anteriores, estas deseoso por aprender a preparar su versión líquida y es que no solo serás complacido con una, sino con varias recetas. De tal forma, podrás hacer una diferente cada vez que se te antoje un juguito de patilla, así ya no te atacara la duda ¿Cómo se hace el agua de sandía?

Agua de sandía con limón

  • Media sandia roja
  • Cuatro cucharadas de azúcar
  • Dos litros de agua
  • Jugo de limón
  • Hielo

Inicia picando la fruta para retira la cáscara y sacarle todas las semillas, después trocea en cubos pequeños. Mientras, pon agua en una olla para calentar junto a la azúcar, remueve hasta que esté listo para retirar del fuego y reservar. En un vaso de licuadora colocar los trozos de patilla y añadiendo dos tazas de agua, luego licuar hasta triturar completamente, agregar el resto del agua y seguir licuando.

Ahora, añade la azúcar disuelta en el agua y sigue licuando para incorporar el zumo de limón y apagar. Lista la famosa agua para servir en una jarra y agregar hielo, asimismo, luego de servir guardar en la nevera para que se mantenga fría.

Agua de sandía con limón y hierbabuena

  • Una sandía mediana sin cáscara
  • Un vaso de jugo de limón
  • Medio litro de agua
  • Tres cucharas de azúcar
  • Hojas de hierba buena

Pica en trozos la sandía y coloca dentro del vaso de la licuadora, agregar la mitad del agua y el zumo de limón, licuar todo y colar. Chequea que su sabor y textura sea la deseada o si lo deseas puedes agregar más agua para que sea mucho más ligera. Finalizando, mezcla y añade las hojas de hierba buena, vierte en una jarra con hielo y sirve para disfrutar una tarde de domingo con los amigos.

Otras bebidas y comidas con la patilla

A continuación, se presentan otras maneras ricas y que seguro te encantaran para ingerir de mejor manera la deliciosa sandía.

Smoothie de sandía

  • 500 gramos de sandia
  • 200 gramos de yogur natural
  • 6 fresas
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Hielo

Retira la concha, saca las semillas, pica y añade dentro del vaso de la licuadora junto con el yogur, el hielo, las 6 fresas y el azúcar. Se recomienda licuar a máxima velocidad durante 1 minuto hasta que la preparación tenga una consistencia espumosa, luego servir en copas y beber al instante.

Granizado de sandía

  • Medio kilo de sandía
  • ½ limón
  • Hojas de menta

Con la ayuda de una cuchara retira la pulpa de la cáscara para colocarla en un bol, luego añade las hojas de menta previamente lavadas, exprime el medio limón para luego agregar todo en la licuadora y licuar. Una vez listo, lleva el batido a la heladera hasta que se haga un granizado, revisando y moviendo cada media hora hasta que tenga la consistencia de deseada. Al estar listo, servir y disfrutar de una refrescante opción de consumir sandía.

Paleta helada de sandía

  • Una sandía entera
  • Azúcar al gusto
  • Paletas de madera

Corta la patilla en ruedas de 2 cm aproximadamente, por la parte inferior de la fruta has un pequeño orificio para introducir la paleta, es importante tener cuidado de no estropear la fruta. Después, lleva al congelador durante 2 horas para luego disfrutar.

Dulce de sandía

  • 400 gramos de la concha de patilla
  • ½ taza de azúcar
  • Agua
  • Colorante comestible de color naranja y verde

Pela la concha de la patilla, es decir, retira la parte externa y utiliza la parte interna que es blanca. Seguido córtala en cubos y pon a cocer con fuego lento y abundante agua durante 1 hora aproximadamente. Cuando esté lista, retira del agua y divide en dos partes la concha para cocinar con una taza de agua y media taza de azúcar en cada cacerola.

Luego, agrega un poco de colorante naranja en una y en otra colorante verde, ambas se siguen cocinando a fuego lento durante media hora, vigila que no se seque o se pegue el almíbar. Al pasar el tiempo, retira del fuego y conserva en envases separados o si es de preferencia juntos.

¿Sabías que? la sandía…

  • Es considerada una fruta afrodisíaca, debido a que su consumo mejora el desempeño sexual gracias al contenido de citrulina que permiten la dilatación de los vasos sanguíneos.
  • Tiene de otros colores como el amarillo que es muy popular en Europa. A diferencia de la patilla tradicional, la amarilla es más dulce y su color luminoso.
  • Si la guardas en el congelador para usarla luego, igual conserva sus propiedades.
  • Consumirla con otras frutas como el melón tiene un efecto ventajoso para el organismo mejorando la digestión.

Agua de sandía curiosidades