Conoce los Tipos de Crédito que existen

Durante el desarrollo de nuestras vidas pueden presentarse oportunidades, circunstancias o necesidades que deseamos solventar pero que no contamos con los recursos para hacerlo. Por esta razón te presentamos este artículo en el que conocerás los tipos de crédito que se ajustan a tus necesidades.

Definición de crédito

Se define crédito como aquella operación financiera en la que una entidad o persona provee o acredita un monto determinado de dinero a otra, con la condición de que este que recibe debe devolverlo en un tiempo determinado y sumándole los intereses acordados. El sujeto que presta el dinero se le conoce como acreedor y el que recibe dicho dinero se le conoce como deudor.

La figura de crédito es tan antigua como la más vieja de las civilizaciones en las cuales se hacían préstamos de grano a los agricultores y se llegaban a acuerdos cuando llegara el tiempo de la cosecha. Pero fue durante el desarrollo del siglo XIV donde se consolida como una operación financiera formal con el nacimiento de la Banca moderna en Italia.

El comienzo de la palabra crédito surge de la traducción del latín del verbo creer, es decir, que se puede entender como la confianza de que al que presta le será devuelto lo prestado. Esta imagen se mantiene en la actualidad, aunque hay variaciones según sean los tipos de préstamos en cuanto a las condiciones y parámetros establecidos por el acreedor, la esencia sigue siendo la misma, una relación de confianza.

¿Es igual un crédito a un préstamo?

Posiblemente confundamos estos dos términos e incluso creamos que son sinónimos, pero aunque en principio  son parecidos, en detalle tiene diferencias importantes.

En el préstamo, el prestamista otorga una suma de dinero acordada al prestatario, este último debe devolver dicha cantidad más los intereses del total, lo utilice todo o no, en el lapso de tiempo establecido por el acreedor en sus condiciones. Comúnmente la Amortización se hace en cuotas fijas durante este periodo. En el caso de los créditos, igualmente la entidad concede una cantidad de dinero pero el prestatario solo debe cancelar los intereses de lo que gastó.

Ambos tienen elementos a favor y elementos en contra, por ejemplo, en el caso de los prestamos el deudor tiene acceso a la suma total inmediatamente se cierra el acuerdo, pero debe pagar, como ya dijimos, intereses por el total de la suma aunque dichos intereses suelen ser relativamente bajos. En cambio, para los créditos el prestatario solo puede acceder a la suma que necesita por medio de diferentes mecanismos y aunque solo cancela los intereses de lo gastado, estos intereses suelen ser elevados.

Tipos de crédito financieros

Es indudable que un crédito, utilizado de la manera correcta y con mucha cautela, puede ser de mucha ayuda e impulso en diferentes situaciones, por lo cual es importante estudiar previamente el estado financiero de quien será el receptor del préstamo.

Las condiciones para la obtención de los diferentes tipos de crédito pueden variar en ocasiones dependiendo del país e incluso de la entidad que lo otorga, por lo cual hay que estar atento a este elemento, pero en medida general las características siguen siendo las mismas en todas partes. Estos son los principales tipos de financiamiento que existen.

Te puede interesar:  ¿Qué es la Amortización?, Métodos y más

Tarjetas de crédito

Esta es la más común de los tipos de crédito que existe ya que una gran parte de la población cuenta con al menos una tarjeta de crédito. Son sumamente útiles pues te permite acceder a un dinero con el que no cuentas en ese momento pero que tienes la certeza de que podrás reponerlo en un plazo muy corto, por ejemplo, al cobrar el salario a final de mes.

No existen especificaciones de cómo o en que invertir dicho dinero, el único freno es el límite crediticio que te otorgue la entidad.

Tipos de crédito - tarjetas de crédito

Existen dos tipos, las tarjetas de crédito bancarias que son como su nombre lo indica, aquellas otorgadas por un banco o entidad financiera; y están las tarjetas de crédito departamentales que son las que te permiten adquirir productos exclusivamente de la tienda que la otorga, son muy útiles para la adquisición de línea blanca (electrodomésticos) y línea marrón (equipo mobiliario).

No se puede negar la enorme utilidad de las tarjetas de crédito pero hay que manejarse con cuidado ya que puede generarse lo que se conoce como efecto bola de nieve, donde una pequeña deuda puede ir incrementándose hasta volverse muy difícil de pagar y esto afecte el historial crediticio.

Préstamos personales

Estos son préstamos de corto o mediano plazo y su característica particular es que no tiene un destino fijo, es decir, el prestatario puede disponer de dicho dinero para lo que desee. Es común ver que muchas personas inviertan este en embellecer sus hogares, invertir en un negocio o para tomarse unas vacaciones familiares.

Los bancos, empresas u otras entidades financieras que ofrecen este tipo de préstamo suelen tener parámetros un poco estrictos y el Estatus Social juega un papel importante en la aprobación del financiamiento, además los intereses son elevados.

Préstamos específicos

Si el préstamo anterior gozaba de un destino no definido, en este caso es todo lo contrario. Los préstamos específicos son los tipos de crédito cuyo fin ya viene delimitado y debe emplearse única y exclusivamente para lo cual fue otorgado. Uno de los ejemplos más comunes de estos son los créditos automotrices que, como su nombre lo indica, son para la compra de vehículos. Estos préstamos tienen sus ventajas ya que las cuotas son adaptables y pueden llegar a ser de mediano y largo plazo.

Tipos de crédito-crédito automotriz

Créditos estudiantiles

Este tipo de financiamiento es más común en países como Estados Unidos donde las colegiaturas universitarias tienden a ser de un costo elevado. El acreedor otorga al deudor una parte o el total de los gastos de la colegiatura con una tasa de interés bastante flexible y plazos especiales de pagos. Los plazos de este tienden a ser de mediano a largo plazo.

Créditos de nómina

Es de los tipos de crédito más accesibles. No tiene un destino específico al igual que los créditos personales pero la condición de este es que el prestatario debe poseer una cuenta en la institución bancaria que otorgará el préstamo y en dicha cuenta recibir el pago de su salario; así la institución acreditará un financiamiento acorde a los ingresos salariales y debitará de este la cuota de pago acordada directamente. Muchas entidades tienen la opción de solicitarlos por Internet.

Créditos prendarios

Un crédito prendario es aquel en el que la entidad financiera que otorgó el préstamo toma prendada la titularidad del bien o inmueble adquirido, además este no podrá ser vendido hasta que sea cancelada la deuda en su totalidad, esto como garantía de quien presta el dinero.

Casi todos los préstamos específicos son créditos prendarios y tienen una amortización de mediano a largo plazo. Es común que el monto otorgado para este tipo de crédito no sea mayor al 50% del costo total del bien, por lo cual el acreditado debe conseguir por su cuenta el restante.

Te puede interesar:  Corralito: ¿Qué es?, ¿Por qué se Produce? y más

Créditos hipotecarios

Dentro de los tipos de crédito este es uno de los más grandes y más comprometedores que hay, ya que tienden a ser sumas bastante altas las que se otorgan; las variables a considerar para la solicitud del mismo son muchas, pero es un riesgo que vale la pena correr. Este es un crédito especializado que se utiliza única y exclusivamente para la adquisición de un inmueble, cuenta con las tasas de interés más bajas y los plazos de pagos más largos (de 8 a 40 años).

Tipos de crédito-crédito hipotecario

También es un crédito con carácter prendario ya que el acreedor conserva la hipoteca del inmueble hasta que se cancele el crédito. En algunos casos, las entidades financieras piden un “enganche”, es decir, una parte del costo total del inmueble del 5% o más, todo depende del prestamista.

Créditos comerciales

También llamado crédito avío, son créditos destinados principalmente a ser concedidos a la Pequeña y mediana Industria (PyMES) o a grandes empresas. El solicitante debe especificar el fin en que será utilizado el dinero y dependiendo de esto se establecerá si quedará prendada alguna propiedad mobiliaria o inmobiliaria.

Pago de nómina atrasada, compra de maquinaria, compras de herramientas y adquisición de materia prima para la producción son algunos ejemplos en los que se emplea este tipo de crédito. También es una excelente oportunidad para el Apalancamiento Financiero. Su plazo va de mediano a largo.

Microcréditos

Con la aparición del Internet llegaron consigo diversas y nuevas formas de hacer negocios y una de ella son los microcréditos. Nuevos en comparación con los otros tipos de crédito. Los microcréditos son préstamos de un bajo monto los cuales se otorgan con pocos o ningún requisito, la solicitud se hace de manera online y sus plazos de pago son muy cortos, con cuotas diarias incluso.

Clases de créditos

Existen varias formas en las que podemos establecer la Clasificación de préstamos, según los tipos de crédito que existen, con base en diferentes aspectos tales como su plazo, su garantía o respaldo, por el tipo de taza de interés, por el destino de los fondos y por el origen de los fondos.

Clasificación con base en su plazo

En todos los créditos se estipula un tiempo específico para el pago del mismo. Estos plazos facilitan el financiamiento pero también aporta beneficios al acreedor, ya que, mientras más tarde en pagar, más intereses recibe.

  1. Corto plazo. Son préstamos que se utilizan para solventar necesidades del momento y de un costo no muy elevado para ser pagados en un tiempo no muy largo (de 1 a 4 años). Por lo general los préstamos personales y las tarjetas de crédito entran en esta categoría.
  2. Mediano y largo plazo. Los créditos específicos como el crédito automotriz, crédito de estudio o crédito hipotecario, son créditos a mediano y largo plazo que van enfocados a un fin y se cancelan en largos periodos de tiempo (entre 8 y 40 años).

Clasificación con base en la garantía o respaldo

Siempre el prestamista querrá un respaldo que le asegure que no tendrá pérdidas y por eso que en la mayoría de los créditos  solicitan una garantía que asegure la devolución de su dinero.

Respaldo de crédito - crédito hipotecario de liquides

  1. Créditos Quirografarios. Esta es la terminología técnica para referirse a los financiamientos que no requiere otra cosa que la firma y palabra del acreditado, pero hay ocasiones en las que se pide un obligado solidario.
  2. Créditos prendarios. Ya los conocemos, estos piden como prenda el título de propiedad del bien adquirido. Esta clasificación es una de las que mejores resultados obtiene ya que el prestamista tiene una garantía que le genera seguridad y el prestatario se ve obligado a cumplir con sus cuotas para que el bien pueda pasar a ser formalmente de su propiedad.
  3. Créditos con colateral. Son aquellos que otorgan un bien por un bien, es decir, se dispone de un bien como garantía para recibir el crédito con el cual se comprara un bien diferente al que se presentó. Un ejemplo de esto son los créditos hipotecarios de liquidez.
  4. Créditos hipotecarios. Son aquellos que toman como garantía el inmueble adquirido con el financiamiento. Esta clasificación es una de las que mejores resultados obtiene ya que el prestamista tiene una garantía que le genera seguridad y el prestatario se ve obligado a cumplir con sus cuotas para que el bien pueda pasar a ser formalmente de su propiedad.
Te puede interesar:  Anatocismo: ¿Qué es?, ¿En qué consiste? y más

Clasificación con base en el tipo de interés

Todos los tipos de crédito, sin importar cual, comparten una similitud, debe devolverse el dinero más los intereses del mismo. A esto se le conoce como tasa de interés y determina la ganancia obtenida por el acreedor durante el lapso de tiempo establecido.

Tasas de Interés

  1. Tasa nominal fija. Este tipo de tasa queda acordada desde el comienzo de la negociación y no se cambia ni altera durante todo el contrato sin importar si la tasa del mercado sube o baja.
  2. Tasa variable. A diferencia de la anterior esta se ve afectada por como estén las tasas de interés en el mercado ya que las usa como referencia. Esto puede ser tanto perjudicial como favorable al final del contrato, todo depende de cómo se desarrolle el mercado durante ese lapso de tiempo.
  3. Tasa tope. Al igual que la variable esta se mueve con el mercado pero, si el valor llegase a sobrepasar un tope, el deudor solo pagara la tasa de interés de tope máximo acordada.
  4. Tasa global. Desde un comienzo se calcula la tasa global al monto total acreditado durante el periodo de tiempo pactado, se acuerda pagos fijos al dividir el monto total en dicho plazo de tiempo definido.
  5. Sin interés. Existen pocas instituciones o personas que otorgan financiamientos sin intereses, pero nadie presta dinero sin esperar una ganancia de ello. Probablemente en el cobro total estén incluido los intereses.

Clasificación con base en el destino de los fondos

Muchas entidades financieras solicitan que el prestatario especifique el fin del dinero solicitado, esto para corroborar si este puede cumplir con la devolución del mismo.

  1. Créditos de producción. Son aquellos cuyo fin es el de invertir en un bien que traiga a futuro mayores dividendos para la empresa que lo solicita. Sin importar la actividad económica que realice este préstamo va dirigido para aumentar los activos y el capital de la misma.
  2. Créditos de consumo. Son aquellos que su fin es la de satisfacer una necesidad de carácter personal como la remodelación de una casa, vacaciones, compra de un vehículo o compra de un inmueble (vivienda). Se entrega normalmente a personas físicas.

Clasificación con base en su origen

Existen muchos medios por los cuales recibir un financiamiento, pero siempre es recomendable optar por entes especializados y que tengan la credibilidad para así desarrollar una negociación adecuada. Son dos las principales formas de adquirir un crédito.

  1. Crédito bancario. Como su nombre lo indica es aquel que es otorgado por las entidades bancarias, o en su defecto, figuras privadas especializadas en el financiamiento.
  2. Crédito hipotecario de liquidez. Es cuando se hipoteca un inmueble y por este se recibe una cantidad de dinero equivalente al valor de dicho inmueble para luego ser invertido en la obtención de otro bien.

Aspectos importantes a considerar al momento de solicitar un crédito

  • Tasa de interés. Identificar que tasa ofrecen y si conviene.
  • Plazos de pago. Qué plazo de tiempo se acomoda mejor a tus posibilidades, también dependiendo del tipo de crédito solicitado.
  • Define tu capacidad de pago. Estudia que tipo de crédito te favorece. En caso de ser un crédito personal, procurar que no exceda el 20% del ingreso neto anual y que las cuotas mensuales no excedan el 10% del ingreso mensual.T
  • Conoce el Costo Anual Total (CAT). Este es el monto que te cobrara la institución financiera que te provee del crédito. Esto es la suma de: Tasa de interés, mensualidades, plazos, comisiones, etc. Es una obligación del acreedor proporcionar esta información.
  • Costos. Verifica si hay costos extras como pagos por anualidad, pagos de entrada o pagos por atrasos.
  • Busca siempre la mejor opción. Estudia el mercado, son muchas las entidades que pueden otorgar un crédito, estudia los pro y los contra de cada una y escoge la que más te convenga.

https://www.youtube.com/watch?v=RXauHwbvpX8


El contenido del artículo se corresponde a nuestros principios de ética editorial. Actualmente estamos trabajando para corregir y mejorar nuestro contenido en otros idiomas.

Si eres traductor acreditado también puedes escribir para trabajar con nosotros. (Alemán, Español, Francés)

Para notificar un error o mejora de traducción pincha aquí.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine