Cuando hacemos referencia a lo que es el ahorro, hablamos de aquella diferencia que existe entre el dinero que le ingresa a un individuo o a una organización, y los gastos que el mismo tiene. Con una dependencia que quién es el que lleva a cabo el ahorro o también el objetivo que este tenga, podemos encontrar diversos tipos de ahorro.

tipos de ahorro

¿Qué es el ahorro?

El ahorro es aquella actividad de diferenciar o desviar una fracción de los Ingresos que se reciben mensualmente en alguna vivienda, entidad o simplemente que recibe una persona. Esto con el objetivo de ir reuniendo en el transcurso del tiempo determinada cantidad, y luego direccionarlo posteriormente a otros objetivos, donde podemos nombrar algunos ejemplos como lo son los gastos recreativos, cuentas pendientes de gran importancia, eventos o dar respuesta a una emergencia.

El ahorro es una actividad muy habitual en todas partes, e igualmente un término de gran importancia en la Teoría económica, entendido como un porcentaje del sueldo recibido de los ingresos que no se dirige al consumo. Es por esta razón, que nos podemos topar con diversos tipos de ahorro. También se han realizado herramientas financieras cuya labor concreta es la de dar acceso o aumentar el ahorro que se desea.

De manera habitual, los tipos de ahorro se integran por esa fracción de capital que sobra de los recursos cobrados en el trascurso del proceso de producción, ya sea a nivel nacional, de empresa, familiar o individual. No obstante, ese anhelo no controlado de lograr algunos de los tipos de ahorro, cayendo en una privación de gastos de gran importancia que se requieren y que muy bien pueden ser cubiertos, son relacionados con la codicia y son observados de muy mala manera, culturalmente hablando.

Los inicios del ahorro como una actividad puesta en práctica, se encuentra relacionada con el origen de la civilización, anticipado a la aparición del dinero, por lo que conservaban realmente bienes provenientes de las cosechas para ser consumidos en tiempos posteriores.

Una de las primeras sociedades de ahorros y préstamo se originaron en el transcurso del siglo quince, como una fracción del renovado orden que trajo consigo las revoluciones burguesas, y que fue pionero de las entidades bancarias vigentes. El ahorro y el reunir los capitales fue un punto con gran importancia en la constitución del capitalismo prematuro como sistema económico.

Por lo que tenemos que el ahorro, es la variación que hay entre los ingresos y los gastos que tiene un individuo o una institución. Los tipos de ahorro dependen de quien lleve a cabo el ahorro, o la meta que esta tenga.

La categorización que hay entre los diversos tipos de ahorro puede ser variada. A continuación te presentaremos las formas de ahorro más resaltantes.

Tipos de ahorro

Dentro de los tipos de ahorro más importante podemos encontrar los siguientes:

Tipos de ahorro para las emergencias

Sabemos que podemos encontrar muchos pretextos por los cuales podemos y debemos ahorrar, pero de igual manera podemos a encontrar otros más que nos pueden tomar por sorpresa, tanto a nosotros como a nuestra parte económica. Este primer modelo de los tipos de ahorro, nos ayuda a encarar cualquier inconveniente que se nos pueda presentar.

Una porción o cantidad adecuada para preservar en este tipo de ahorro de emergencia, es el de seis meses del pago que se reciba cada mes. Esto puede ayudar a poseer un Presupuesto y dar respuesta a los inconvenientes por emergencias de salud, daño del vehículo o si se pierde el empleo.

Tipos de ahorro para la vivienda

El deseo que tienen gran cantidad de familias al rededor del mundo, es el de tener un lugar donde la palabra hogar no quede grande, y por si no se sabe, poseer una buena cantidad de dinero para adquirir un hogar, tiene gran cantidad de posibilidades de obtener un crédito de hipoteca, y las cuotas mensuales serán de un nivel más bajo y por lo tanto más accesibles.

tipos de ahorro para la vivienda

Tipos de ahorro para la educación

Todos sabemos que una educación de nivel, incurre en un gran costo y sin pensarlo es algo que no debería pasarse por alto, ni desanimarse, puesto que graduarse de un instituto y poseer gran cantidad de conocimientos puede significar obtener un empleo donde haya una excelente paga, por lo que realmente sería una inversión a largo plazo.

Tipo de ahorro para el entretenimiento

De no tener en cuenta este modelo de ahorro puede terminar en una ruina de nuestras finanzas. Hay que sacarnos de la mente que el entretenimiento es una manera de malgastar el dinero, porque no es así, podemos realizar un ahorro temprano por lo que podremos distraernos sin tener preocupaciones.

Tipo de ahorro para la jubilación

Este el modelo de ahorro que casi siempre se incrementa con el pasar de cada año, se encuentra dirigido a nuestra jubilación. A pesar de que gran cantidad de naciones tienen a disposición sistemas de pensiones de acuerdo a los impuestos saldados en el transcurso de la vida de trabajo, gran cantidad de personas igualmente prefieren ser previsoras.

Con esto nos referimos, a que prefieren ahorrar cada mes una fracción pequeña de su sueldo, para que al momento en que llegue su jubilación tenga un volumen importante que les ayude a tener una mejor vida.

Tipo de ahorro para los hijos

Igualmente uno de los modelos de ahorro más habituales es el que está destinado a los hijos. Este tipo de ahorro puede realizarse antes de tener un descendiente o en el transcurso de su crecimiento.

Tipo de ahorro con finalidad definida

Inmerso en los modelos de ahorro con finalidad definida, podemos encontrar diversas posibilidades. Se ha hecho mención de este punto, para no hacer el artículo tan extenso con cada una de las fracciones que podemos encontrar que también requieren de un ahorro. Pero alguno de los ejemplos que podemos hallar pueden ser los siguientes: Para adquirir un hogar, un vehículo, para ser usado en un viaje, para ser dedicado a la salud, entre otras cosas.

De acuerdo a la finalidad que se tenga, se recomienda ir ahorrando una fracción de nuestros ingresos antes de meterse o de llevar a cabo la adquisición de bienes como los que mencionamos anteriormente.

Pero algo también importante que no tiene que ser olvidado, es que nos podemos encontrar igualmente con tipos de ahorro formales o informales. El informal no tiene la posibilidad de asegurar que nuestro dinero se conserve en el transcurso de los años. Las maneras más comunes para el ahorro informal es por medio de las alcancías, bajo las camas, fondos de ahorros con amigos o ahorro familiar, entre otros.

Por la parte del modelo de ahorro formal podemos encontrar las cuentas de ahorro de las entidades bancarias, el depósito de dinero en personas, donde esta opción genera intereses, por lo que no tiene importancia cuanto tiempo transcurra, el dinero colocado solo puede ir incrementando.

Sin importar cuál de los dos métodos de ahorro de dinero mencionados previamente, es decir, el formal o informal, esta actividad de ahorro tiene que ser integrada en nuestras vidas de una forma constante, porque esta es la única manera en tener una mayor posibilidad de ir asegurando un futuro mejor y con una mayor tranquilidad.