¿Donde encontrar el lavadero de walter white en albuquerque? En el estado de Nuevo México, Estados Unidos, existe una ciudad que conserva un conjunto de locaciones que hacen revivir los mejores momentos de la serie Breaking Bad. Nos referimos desde luego a Albuquerque y entre sus calles hay distintos negocios, casas y locales que sirvieron para el rodaje.

De los lugares más emblemáticos de la serie Breaking Bad tenemos el lavadero de autos, que en la trama de ficción era conocida como A1A Car Wash. Hoy se encuentra funcionando un negocio de lavado de autos real bajo el nombre de Mister Car Wash.

Para llegar hasta allí tan solo debes dirigirte al 9516 de Snow Heights Circle NE, justo en el Snow Heights Shopping Center. Si tienes alguna duda el establecimiento está al frente de la estación de bomberos número 9 de la ciudad de Albuquerque.

El lavadero de autos en la serie Breaking Bad

Este negocio, usado como locación para las grabaciones de la serie, apareció por primera vez en el piloto de la serie. Era el lugar donde el personaje principal, Walter White, veía pasar los días en este su segundo empleo. Originalmente en la trama, el sitio pertenece a Bogdan Wolynetz.

En realidad, es un sitio donde, en principio, el personaje central de la serie simplemente sucumbe a la frustración. Pero más adelante en la serie, Walter y su secuaz Skyler comienzan a percibir enormes cantidades de dinero por su negocio de fabricación y tráfico de drogas. Por esto y para evitar llamar la atención de las autoridades le compran el lavadero de autos a Wolynetz y usar esta empresa para lavar dinero.

Este set fue usado en Breaking Bad por última vez en el capítulo Ozzymandias de la quinta temporada, emitido originalmente el 15 de septiembre del 2013.

Qué puedo encontrar al visitar el lavadero de Walter White en Albuquerque

El lavadero de coches es por mucho una de las locaciones que se mantiene más apegada a lo que vimos en la serie. Para aquellos que no conocen la serie este es un lavado de autos normal, pero para los millones de fanáticos, sus paredes encierran mucho más.

De hecho, esto ha sido aprovechado enormemente por los dueños del establecimiento empleando esta fama para atraer a la clientela. Cuando ingreses podrás ver una suerte de pequeño museo, que más bien parece una modesta colección, de fotos de la serie.

Además, puedes hacerte de algún obsequio o souvenir que desde luego tiene algo que ver con la serie Breaking Bad. El trato que recibirás es bastante cordial y si, como nosotros, eres un fan de esta increíble serie no dejarás de tomarte fotos en este emblemático lugar.