El arte de congelar alimentos se vuelve cada vez más usado, pues es súper práctico, permitiendo ahorrar tiempo y dinero, lo cual es perfecto para quienes no disfrutan mucho de ir al supermercado. Pero ¿es posible congelar brócoli? ¡claro que sí! esta verdura tan saludable para el organismo logra mantener sus nutrientes en el refrigerador.

Acerca del brócoli

Una hortaliza con la cual el amor-odio se mantiene intacto, pues no es exactamente la preferida de muchos, en especial de los niños. Sin embargo, no se puede negar lo bien que hace al organismo consumirla porque gracias a sus vitaminas que aportan suficientes nutrientes ayudan a mantener un cuerpo sano, esbelto y con mucha energía. Por lo cual, tampoco es tan difícil incluirlo en las comidas diarias, de hecho, se puede preparar como la Coliflor rebozada.

¿Cuál es su valor nutricional? es un excelente antioxidante y perfecto ingrediente para acompañar cualquier ensalada o decoración de algún platillo en específico, ya que por cada 100 gr de su consumo brinda:

  • Carbohidratos (6 gr)
  • Proteínas (26 gr)
  • Grasas (0,3 gr)
  • Fibra (24 gr)
  • Potasio (8%)
  • Fósforo (6%)
  • Selenio (3%)
  • Vitaminas: A (11%), B9 (14%), C (135%) y K (116%)

¿Se puede congelar el brócoli?

Por lo general, lo ideal es consumirlo de manera fresca, es decir, que no tenga mucho tiempo guardado en la nevera para que no pierda sus propiedades y nutrientes. Pero, lo cierto es que son muchas las ocasiones en que no es posible salir de compras al supermercado por simplemente 1 o 2 hortalizas diarias. De modo, que por muy sabroso y nutritivo que sea en sus diferentes presentaciones, conservar el sabor y aspecto fresco es todo un reto.

A todos se les hace difícil y más aún, cuando el período de duración es tan corto, haciendo que en solo un par de días este se dañe. Por ello, si no se toman precauciones para almacenarlo correctamente, las consecuencias pueden ser nocivas para la salud, con esto se deja atrás el mito negativo de congelar brócolis.

Pasos para congelar brócoli

Existen diferentes técnicas para mantener los brócolis en las mejores condiciones y poder consumirlos sin preocupación alguna. Solo es cuestión de atender estos pasos y una vez puestos en práctica, se convertirá en todo un experto del arte congelado. Siendo así, lo ideal es comenzar por:

  1. Quitar cada las hojas que se encuentren aporreadas alrededor del tallo, ya que no serán consumidas.
  2. Preparar un envase con agua fría y suficiente sal para remojar el brócoli durante unos minutos.
  3. Cortar las flores del tamaño que prefiera, mientras se coloca una olla con agua a hervir.
  4. En cuanto hierva, se meten el brócoli y se deja allí por 3 minutos, tratando de no dejar pasar el tiempo.
  5. Retirar la olla y pasar a un envase limpio con bastante agua fría para que repose.
  6. Por último, guardar en recipiente hermético o bolsa especial para congelar alimentos dentro del congelador.

Lo mejor de utilizar esta técnica, es que la duración será por un período de 8 a 12 meses, lo cual es impresionante.

Consejos para usar brócoli congelado

  • Para utilizarlo no es necesario descongelarlo, ya que se puede cocinar recién sacado del congelador.
  • Se recomienda guardar por separado cada porción a consumir para evitar que se peguen.
  • No importa la técnica que se aplica para conservarlo, pues siempre se debe guardar en el refrigerador al momento de su compra. De tal forma, se evita un rápido vencimiento por parte de la hortaliza.
  • Se puede envolver en envoplast o guardarlo en una bolsa hermética y hacerle varios huecos alrededor de la cabeza del vegetal para mantenerlo fresco por algunos días.
  • Otra forma de mantenerlo fresco es colocarlo en un recipiente con agua en el fondo, de modo que se introduzca con la cabeza apuntando hacia abajo. Se refrigera y dura unos 5 días para usarlo.

¿Se cuece antes o después de congelar?

Por lo general, después de congelar brócoli es necesario cocerlos, pero si no se van a consumir todos al momento y desea conservar el resto para mayor duración, se pueden cocinar todos de la forma en que guste (vapor o horno) y nuevamente llevar al congelador los que no. No obstante, tomando en consideración lo siguiente:

  • Una vez cocido, es importante dejar que suelte toda el agua acumulada, ya que al meterlo en la nevera sin escurrir bien hace que se dañe al instante. Igualmente, si no se deja enfrié en su totalidad.
  • Al estar totalmente frío y sin ninguna gota de humedad, se guarda en una bolsa hermética retirando todo el aire de su interior y sellando perfectamente para posteriormente almacenarlo en el congelador.
  • Ahora, si no se cuenta con una bolsa hermética el papel film es una buena opción para envolver, este debe quedar muy bien sin que le entre aire o en todo caso, un envase hermético.

¿Cuánto tiempo dura fresco el brócoli?

Al igual que las demás verduras, los brócolis cuando no se consumen rápido comienzan a perder el sabor y las propiedades nutricionales. Aunque, en ocasiones al comprarlo este viene envuelto en un papel plástico, lo cual ayuda a que no se oxide con facilidad. Por el contrario, si viene sin envoltorio lo recomendado es cubrir con una bolsita plástica similar para extender un poco más el tiempo de su consumo.

  • Si esta deliciosa verdura se cocina, también se puede conservar durante unos días en la nevera. Por lo tanto, solo es necesario guardarlo en una taza con cierre hermético y refrigerarlo, pero solo por unos 4 o 6 días.
  • Si esta deliciosa verdura esta cruda, solo podrá durar en la nevera alrededor de unos 5 o 7 días. Cabe destacar que al quinto día comienza a perder su color natural y cambiándolo por un color amarillento.

Congelar brócoli fresco

¿Cómo descongelar brócolis?

¿Le provoca comer brócoli? quizás, acompañado de unas Espinacas con queso entonces perfecto, solo descongele. Pero, ¿Cómo hacerlo? muy bien, si a los días de congelar brocoli gustan prepararlos, no requerirá de mucho esfuerzo y tiempo para descongelar, pues con colocar una olla de agua a hervir con sal y seguidamente introducir la verdura durante 5 minutos será suficiente.

Otra opción práctica y si cuenta con el aparato, es descongelarlo en el microondas. Para ello, tendrá que guardarlo en un recipiente plástico resistente al calor y colocar dentro del micro en modo grill con máxima potencia por 5 minutos. Una vez listo, se puede degustar con algunas recetas que se presentaran en lo que resta del artículo.

Recetas de brócolis congelados

A continuación, se presentan 3 recetas increíbles para poner en práctica después de congelar brócoli, las cuales están para chuparse los dedos:

Brócoli asado

Lo primero será retirarlo del congelador, mientras que, por otro lado, se pone a precalentar el horno a unos 200 °C.  En una bandeja para hornear extender el brócoli, en caso de seguir congelado, se corta con un cuchillo en trozos pequeños. Luego, se pasa a cubrir con aceite de oliva o el que le guste, de hecho, para un sabor diferente los aceites de ajonjolí y semilla de uva son buenísimos.

Ahora, se sazona con sal y pimienta, no obstante, otros condimentos son aceptados como pimentón o comino, esparciéndolos por toda la verdura. Cuando esté listo para ir al horno, se cocinará por un tiempo no mayor a 20 minutos o hasta ver sus ramitos dorados, pasado el tiempo sacarlo y servir.

Brócoli a la cacerola

Se pone una cacerola con agua a hervir a fuego alto y se aprovecha de precalentar el horno a unos 180 °C. Una vez el agua haya hervido, se introduce la verdura anteriormente congelada con cuidado. Esta se deja por 1 minuto y apenas culmine, se retira y escurre toda el agua. Por otra parte, en una taza mezclar los siguientes:

  • 1 taza de mayonesa
  • 1 taza de queso cheddar (rallado)
  • 1 taza de crema de champiñones
  • 2 huevos

Cuando este compactado, se agrega el brócoli a la mezcla y remueve hasta estar bien cubierto. Después, todo se esparce en una bandeja o cacerola que puedan llevar al horno. Adicional, se añaden 2 tazas de galletas trituradas a la mezcla para una contextura crujiente. Entra al horno por 1 hora o lo que considere necesario, sin pasar a quemarlo.

Brócoli frito al sartén

Después de congelar brócolis, si gusta puede preparar esta deliciosa receta solo tendrá que sacarlo 1 día antes de cocinarlo para que se pueda ir separando. En un sartén, se vierte un chorrito de aceite de oliva y comienza calentar a fuego medio, mientras ir agregando lentamente el brócoli. Es ideal extenderlo en una sola capa por el sartén, taparlo y dejar cocinar por 10 minutos. Se debe revisar e ir removiendo suavemente para asegurar que se cocine bien y agregar los condimentos que brinden mucho sabor.

Tips para cocinar brócoli

  • Emplea limón sobre cualquiera de estas recetas para mantener un color verde brillante.
  • Mezclar con otros vegetales añade mayor contextura y sabor, solo escurrirlos muy bien antes de congelarlos.
  • Esencial cortar en una tabla de picar para no dañar el cuchillo y que no haya sido utilizada para cortar carne cruda.

Congelar brócoli frito

Beneficios de consumir brócoli

  • Excelente antioxidante y anti-inflamatorio por naturaleza.
  • Previene enfermedades degenerativas mediante el fortalecimiento del sistema inmune.
  • Es una fuente rica en nutrientes durante el embarazo.
  • Perfecto contra los daños en la piel causados por la exposición al sol.
  • Controla en nivel de azúcar y colesterol en la sangre.
  • Evita el estreñimiento mejorando la digestión.
  • Previene el cáncer de senos, próstata, estómago y vejiga.